Armaduras

YELMO
Casco de placas de acero remachadas. Cuenta con nasal y protección de pómulos. Usualmente se le cuelgan cota de malla para proteger cuello o rostro, o también mejilleras para cubrir el resto de la cara. El Caso representa el status dentro del campo de batalla, cada guerrero personaliza el propio para ser reconocido y, dependiendo su nombre y glorias, temido y respetado.
GUANTES REFORZADOS
Guantes de cuero (o de descarne) reforzados con suela y acolchados con lana por debajo de esta. Articulados para permitir el agarre, pero no necesariamente dejando libres los dedos por no tratarse de una prioridad en combate. Las manos deben ser las primeras en ser protegidas, siendo un requisito básico para el grupo.
BRAZALES
Protecciones para los antebrazos de cuero grueso. Protege desde la muñeca hasta el codo. Normalmente adornados con pirografias y simbolos que acompañan al guerrero.
GAMBESÓN
Faldón acolchado, puede ser de tela o cuero, relleno de fieltro. Probablemente la armadura más usada en la edad media. Si se le agrega una cota de malla o lamellar, se obtiene una protección muy efectiva.
COTA DE MALLA
Camisón de anillos metálicos entrelazados. Excelente para proteger de cortes.
LAMELLAR
Armadura de piezas de cuero o metal entretejidas con cordones de cuero. Más liviana que la cota de malla e igualmente flexible, absorbe bien los impactos.